• Print
close
Última hora

El pasado 18 de Noviembre se celebró en la Casa Colón de Huelva un acto de s...leer más Ha llegado al Hospital de Córdoba este precioso oso que endulza cualquier mome...leer más …El Ayuntamiento de Alcalá la Real ha acogido la presentación de activid...leer más …La campaña ‘Caravana por la Paz 2019’, destinada a la recogida de ay...leer más …El Ayuntamiento de Alhaurín el Grande y la Asociación Amigos del Pueblo...leer más …Una declaración del gubernamental Frente Popular de Liberación de Sagui...leer más …El miembro del  Secretariado  Nacional del Frente POLISARIO, Ministro e...leer más …Es urgente por tanto, ante el desbloqueo de las conversaciones entre Marr...leer más …El presidente de la Federación de Asociaciones de Amigos del Pueblo Saha...leer más …Las entidades y empresas del sector privado han sido reconocidas con un p...leer más Comida Benéfica 31 de Marzo 2019 en Vera (Almería) Como todos los años celebr...leer más

Comunicado de Mohamed Hallab

A la atención del

Responsable de ACNUR en los Campamentos de Refugiados, con copia a:

El alto Comisionado de Naciones Unidas para los refugiados en Ginebra

 

El comité Español de ACNUR

La Misión de Naciones para el Referéndum (MINURSO)

La Media Luna Roja Saharaui

Los países Amigos del Sahara Occidental (Estados Unidos de América, Rusia, Francia, Reino Unido y España)

 

Distinguido señor:

El abajo firmante, Mohamed Hassana Mohamed Yahdih, entrego la presente comunicación al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR), con sede en los Campamentos de Refugiados Saharauis (Suroeste de Argelia) para informarles de la continuidad de mi huelga de hambre indefinida en dicha sede, la cuál me había informado de mi participación en el programa de visitas.

 

Quisiera recordar que la decisión de emprender esta huelga de hambre vino dada por la arbitrariedad en la decisión de excluirme del programa de la CBM, avalado por ACNUR, máxime cuando la Comisión no me informó de la cancelación de mi viaje hasta pocas horas antes del despegue del avión, que llevó a los beneficiarios de la visita el día 25 de Febrero de 2011. Estaba muy ilusionado de poder abrazar mi madre, mi padre, mis hermanos y el resto de familiares que no he vuelto a ver desde muchos años.

Con anterioridad realicé, a través de ACNUR todos y cada uno de los trámites requeridos para beneficiarme del programa de visitas, firmé cuantos documentos me requirieron, realicé el trámite del equipaje y me tomaron una fotografía, tal y como se realizó con el resto de los beneficiarios del programa.

Vuelvo a reiterar que en el lado opuesto del muro, en el Aaiun ocupado, mi familia había preparado un recibimiento con una expectación emocional que ahora he visto rota en mil pedazos y con un desembolso que desestabiliza la precaria situación de mi familia, de siete miembros, mantenida únicamente por mi padre, cuyo salario no alcanza los 100 dólares al mes.

Quiero denunciar el mal trato que recibí la pasada noche del día 28 de Marzo en la que tuve que ser asistido por una comisión española de médicos del mundo y por un profesional sanitario saharaui el médico de ACNUR que lleva mi seguimiento no respondía a las llamadas, así cómo tampoco lo hacía el responsable del programa. Después de 22 días de huelga de hambre, mi salud corrió seriamente peligro, mi nivel de azúcar estaba a 50 y si no llega a ser por dichos médicos que ordenaron mi traslado urgente al hospital hubiese perdido la conciencia y por consiguiente hubiese entrado en coma.

Mas sorprende me pareció la decisión del programa, CBM, cuando a la mañana siguiente al regresar del hospital me prohibían volver al lugar donde desde el día 7 llevo a cabo la huelga de hambre.

Pretendían que me instalará en la jaima (tienda) que las personas solidarias conmigo habían montado en la puerta de la base para mostrar su apoyo y solidaridad. La razón que me expusieron fue que la decisión de que yo hubiese sido trasladado al hospital tenía que haber sido tomada por el médico que lleva mi caso, persona que brillo por su ausencia durante toda la noche.

Pasados 23 días, en los que no había tenido respuesta alguna por ninguna de las partes implicadas, el responsable de ACNUR en los campamentos de refugiados saharauis, el segundo responsable del programa CBM, Abdeslam Omar, presidente de Afapredesa, Malainin Lekhal, secretario general de la unión de periodistas y escritores saharauis (UPES) y así como varios miembros del comité de solidaridad y de Seguimiento celebraron una reunión en la que se concluyó que ACNUR y CBM

por el momento no pueden dar una respuesta oficial, pero que el Jueves 31 de Marzo se esperan nuevas noticias y probablemente una solución ante la llegada del Señor Geroge P.Menze, primer responsable de CBM en los campamentos de Refugiados Saharauis, que se encuentra en los territorios ocupados reunido con las autoridades marroquíes. Recordar que George P.Menze había hecho la promesa de reunirse conmigo el día 28 de Marzo para darme una solución. Espero que definitivamente sea el 31 Marzo de 2011, como bien se ha prometido, pueda tener la respuesta esperada.

Al mismo tiempo quiero comunicar que seis amigos han empezado también una huelga de hambre en apoyo y solidaridad con mi caso. Sus nombres son: Salah Mohamed, Najen Jatari, Ahmed Baba, Ahmed Saleh, Mohamed Haiba Ahmed Fal y Embarec Hussain.

Por último hago un llamamiento a ACNUR, a CBM y al las autoridades marroquíes para exigir definitivamente una solución. Llevo mucho tiempo separado de mi familia y tengo todo el derecho del mundo para reencontrarme con ella. Es legítimo, y cómo persona, me corresponde.

Mi estado de salud es grave pero no me rendiré y no me cansaré, me cueste lo que me cueste, hasta que vea los ojos y las sonrisas de mis familiares, que tanto tiempo llevo esperando. No se puede romper, de esta manera, el sueño de un joven saharaui cuyo supuesto “delito” ha sido luchar humanos y la autodeterminación de su pueblo.

Altas consideraciones.

Rabouni, Campamentos de Refugiados Saharauis, a 30 de Marzo de 2011.

Fdo. MOHAMED HASSANA MOHAMED YAHDIH (HALLAB)

Comunicado en formato PDF

No Comments

Leave a reply

Story Page