close
Última hora

El día 5 de octubre en las VI Jornadas de Solidaridad 2018 que organiza el ayun...leer más EL PARLAMENTO DE ANDALUCÍA CONCEDE PROYECTO DE COOPERACIÓN A FANDAS, FEDERACI...leer más Caravana de alimentos para el pueblo saharaui. ANDALUCÍA CON EL SÁHARA. Desde ...leer más La jornada de sensibilización celebrada el 19 de octubre “Los Derechos Humano...leer más

DECLARACIÓN FINAL 11º ASAMBLEA GENERAL DE FANDAS-SAHARA

asamblea

La XI Asamblea General de la Federación Andaluza de Asociaciones Solidarias con el Sahara (FANDAS-Sahara) celebrada en la ciudad de Málaga, bajo el lema “Sahara Occidental: No a la represión, Sí al derecho a la Autodeterminación”, y con la participación de 100 delegadas y delegados que han representado a todas las asociaciones provinciales andaluzas de amistad con el pueblo saharaui, manifiesta lo siguiente:

1. Reconocer el esfuerzo solidario, continuo y sostenido que lleva a cabo la red andaluza de solidaridad con el pueblo saharaui, a través de multitud de programas, proyectos y actividades de carácter sociopolítico, humanitario, de cooperación y en defensa de los derechos humanos, en colaboración con la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y teniendo como horizonte un Sahara libre e independiente.

2. Transmitir, a través de nuestra amiga y compañera Aminetu Haidar presente en esta Asamblea, a toda la población saharaui de los territorios ocupados del Sahara Occidental, nuestro más profundo afecto y solidaridad con su permanente movilización y sacrificio por la consecución y disfrute de un Sahara Occidental libre del gobierno marroquí, cuya ocupación no aceptan.

3. Denunciar y condenar, desde la vecina Andalucía, a un régimen de ocupación como el marroquí que actúa permanentemente de una manera violenta, criminal y asesina contra la pacífica población saharaui, tal y como ha hecho con el campamento de la dignidad “Gdeim Izik”; y pedir a las Naciones Unidas el envío de una misión internacional que investigue las violaciones masivas de los derechos humanos realizadas en el territorio del Sahara Occidental tras el desmantelamiento del campamento saharaui de ” Gdeim Izik “.

4. Exigir al Reino de Marruecos la liberación inmediata de todos los presos políticos saharauis y de los defensores de los derechos humanos, así como de todos los detenidos con motivo de las movilizaciones realizadas antes, durante y después de la incursión y el desmantelamiento del campamento de Gdeim Izik. Y la libre circulación en el territorio de observadores internacionales y medios de comunicación.

5. Ahora, más que nunca, es necesario ampliar las competencias de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO) en materia de derechos humanos, para que vigile el cumplimiento de los mismos.

6. Denunciar y rechazar la existencia del Muro de la Vergüenza, crimen contra la humanidad, construido por el Reino de Marruecos, que divide el Sahara Occidental y al pueblo saharaui. Una fortificación militar de 2.720 kilómetros, con millones de minas antipersonas prohibidas a su alrededor, que ha causado centenares de víctimas y cuya existencia sigue desafiando a la comunidad internacional.

7. Los gobiernos europeos deben paralizar el Estatuto avanzado de socio preferencial, que permite a Marruecos y a la Unión Europea seguir haciendo negocios basados en el sufrimiento del pueblo saharaui y la violación constante de sus derechos básicos y fundamentales.

8. Demandar el cese inmediato del expolio de los recursos naturales del Sáhara Occidental, contrario al derecho internacional civil y humanitario. Y en concreto la no renovación del acuerdo de pesca entre la Unión Europea y Marruecos, tal y como plantea el último informe del Departamento jurídico del Parlamento europeo.

9. Constatar que el gobierno de Rodríguez Zapatero, en contra de multitud de resoluciones del Congreso, Senado, Comunidades autónomas y Ayuntamientos, actúa, tanto en escenarios nacionales como internacionales, favoreciendo los intereses de Marruecos en su propósito de implantar la denominada “autonomía”, a costa de la vida, los derechos e intereses de la población saharaui.

10. Demandar de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Unión Europea y España, el cumplimiento de sus compromisos en materia de ayuda humanitaria y de cooperación con la RASD y el Frente POLISARIO en los campamentos de la población refugiada saharaui en Tinduf (Argelia).

11. Ha llegado ya la hora de la liberación del pueblo saharaui, de la cura de sus múltiples heridas, del reconocimiento de sus derechos más elementales en base al libre ejercicio de su voluntad política, de su autodeterminación pendiente y siempre aplazada. Es algo que la Comunidad Internacional, y, muy en especial, España les debe. Y que sigue siendo una cuestión ineludible para la efectiva solución del largo conflicto del Sáhara Occidental.

El pueblo saharaui exige la posibilidad de ejercer a través de un referéndum de autodeterminación su legítimo derecho a decidir sobre su propio destino. Asumir libre, voluntaria y democráticamente, en las urnas, el decidir entre la integración en el Reino de Marruecos o su independencia.

Andalucía, 29 de enero de 2011

 

 

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page